Retraso en la salida de los dientes de leche

¿Es preocupante?

A veces, la salida de los dientes del  bebé se retrasa. Incluso puede ocurrir que al año, siga sin un solo diente de leche. Descubre si es normal o esconde algún problema.

 
Mira

Alrededor del sexto mes de vida, es habitual que la encía inferior de tu pequeño rompa y empiece a brotar la puntita de algún diente. Pero, tanto si lo ha hecho ya hace semanas como si tarda unos meses en que ocurra, no debes preocuparte. La variabilidad en la salida de los dientes es muy grande.

En la aparición dentaria influyen varios factores, entre ellos, la herencia familiar – si tú o el padre del niño tuvisteis una erupción tardía, es probable que ocurra lo mismo con vuestros hijos–, los nutricionales o el mes de gestación en el que haya nacido el niño. Los prematuros tendrán una erupción más retardada.

Pero lo que está claro es que, si el primer incisivo de tu hijo brota a los 10 meses, en vez de a los 6, las erupciones posteriores tendrán una secuencia parecida, con lo que toda la dentición irá algo retrasada.

Descarta enfermedades

Únicamente cuando la salida del primer diente se alarga hasta los 15 meses de vida, debería ser motivo de consulta médica. Este retraso se denomina dentición tardía y, aunque es muy infrecuente, suele ser la manifestación de un síntoma más de una enfermedad. Es decir, existen patologías como el hipotiroidismo, el hipopituitarismo o la hipovitaminosis D que cursan, entre otros problemas, con una erupción dental tardía. Pero, generalmente, estos niños suelen ser diagnosticados puesto que, por ejemplo, el hipotiroidismo se acompaña con obesidad, talla baja, edemas, retraso psicomotor… y la hipovitaminosis D aparece con otros signos óseos y renales.

¿Afectará a su talla?

Relacionar el retraso en la salida de los dientes con una talla futura baja es una creencia sin fundamento. Pese a lo que hayas oído, la erupción de la dentición temporal no tiene relación con el pronóstico de la talla de tu hijo. Los niños a los que les salen antes los dientes no tienen porqué iniciar la pubertad de manera precoz; y, de igual forma, si la dentición es tardía, su pubertad no llegará con retraso.

Otro de los mitos que debes desterrar es que el sexo del niño influye. En la dentición temporal, no suele haber diferencias entre niños y niñas; sin embargo, en los dientes definitivos, se observa un mayor influencia hormonal. Así, no existe diferencia significativa en cuanto a la erupción de los dientes permanentes y primeros molares pero, a medida que se aproxima la pubertad, la erupción de cada uno de los dientes restantes –caninos, premolares y segundos molares– se adelanta entre 6 y 12 meses en las niñas con respecto a los niños.

La regla de los cuatro para la salida de los dientes

El orden normal de erupción en la dentición temporal es el siguiente. Lo recordarás fácilmente si aplicas la llamada “regla de los cuatro”: si la primera erupción se produjo a los 6-7 meses, los siguientes tipos de dientes saldrán con intervalos de 4 meses.

  • Incisivos centrales: 6-7 meses.
  • Incisivos laterales: 11 meses.
  • Primer molar: 15 meses.
  • Caninos: 19 meses.
  • Segundo molar: 23-24 meses.

Asesoramiento: Dr. Isidro Miñana, pediatra del Hospital Lluis Alcanys, de Xátiva, Valencia.

 

Gema Martín