El bebé de 7 meses

Su desarrollo, progresos

Tu bebé de 7 meses ya se mantiene sentado y su interés por lo que ocurre a su alrededor se dispara. También empieza a pronunciar sus primeras "palabras" y llena la casa con sus "gu-gu" "ta-ta". Está cambiado a pasos agigantados. 

 
el bebé de 7 meses

Tu bebé sigue creciendo a buen ritmo. En un sólo mes, puede haber engordado un kilo, algo menos si es niña. También va ganando en altura. Te sobran motivos para renovar su armario. ¡Todo le queda tan bien¡

Su cuerpo

El gran avance de este mes es sin duda, su pericia en mantenerse sentado. Para ello, se apoya en las manos y las libera una vez afianzado el equilibrio. Y es que esas manos, las necesita para agarrar, mirar y chupar. Las utiliza como rastrillos para arrastrar hacia él el objeto de su deseo. Ahora, podrás observarle con un objeto en cada mano, otro progreso en su desarrollo psicomotor.

Cuando se cansa de estar sentado, logra pasar a la postura de tumbado para, a continuación, apoyarse sobre sus antebrazos y, con grandes esfuerzos, arrastrase hacia lo que le interesa. Es cada vez más independiente y su mayor movilidad empieza a ser una amenaza para su seguridad. Ha llegado la hora de pensar en convertir tu casa en un  bunker anti-accidentes infantiles.

Su día a día

Tu bebé es muy atento a lo que oye a su alrededor y parlotea cada vez más. Puede pronunciar monosílabas como "ga-ga" "ba-ba" e intenta imitar los movimientos de tu boca cuando le hablas y los exageras. Le encanta que le cantes, que  juegues con sus manos, le hagas descubrir los rasgos de su carita cantando... 

Los purés que depositas en su plato cobran interés. En el menú de un bebé de 7 meses, la carne acompaña las primeras verduras. La movilidad de su lengua en la boca está mejorando y acepta de buen grado  alimentarse con cuchara. Excepto si lo que le ofreces no le gusta. Entonces, cerrará la boca y dirá que no. 

Esos dientecitos que asoman por su encía le pueden complicar un poco la vida, dificultar su sueño o traerle alguna infección. Tendrás que tener un poco de paciencia y aliviar sus dolores si son muy molestos. Tu pediatra te indicará algún bálsamo para encías y mientras tanto, recurre a los socorridos mordedores. También le gustará chupar y mordisquear un trozo de manzana o de zanahoria o una corteza de pan.

Juega con él

Tu pequeño es un esponja que saca provecho de todo lo que ve y oye. Aprovecha su insaciable curiosidad y enséñale libros, revistas, fotos... Sácale a pasear a menudo para que descubra todo lo que hay más allá de las paredes de casa. Comenta lo que veis, aún no habla pero está atento a lo que le dices.

Procura que sea un niño sociable. Si no va a la guardería, multiplica los encuentros con los abuelos, familiares y amistades y deja que otras personas le alimenten a veces. Con tan sólo un mes más, los bebés que no han tenido contacto con gente de fuera muestran  miedo a los desconocidos, lo que puede complicar sus cuidados.

Todo lo que está en movimiento atrapa al bebé de 7 meses. Es hora de comprarle alguna pelota blandita, un tentetieso o juguetes de luces y sonidos. Su interés por la música, las canciones, rimas y retahílas es cada vez mayor.

 

Victoria Gómez




Elige y compra en Amazon