El bebé de 6 meses

Su desarrollo, sus progresos

Medio año cargado de emociones y descubrimientos han transcurrido desde el nacimiento de tu bebé. Mientras te transformabas en una mamá competente, no ha perdido el tiempo. Está camino de transformarse en un pequeño torbellino. Prepárate para una pequeña revolución dentro de muy poco.

 
el bebé de 6 meses

Como término medio, el bebé de 6 meses ha añadido unos 5 kilos a su peso de nacimiento y crecido otros 15 centímetros. Si su desarrollo físico es espectacular, no lo es menos su desarrollo psicomotor. Se ha convertido en un bebé despierto, risueño, muy activo y juguetón que llena la casa con sus carcajadas.

Su cuerpo

Tu bebé ya no se conforma con estar tumbado. Lo que le gusta es estar sentado pero aún no se sostiene solito. Tendrás que colocar cojines en su espalda porque si no, se caerá de lado.

Aún así, es una posición que aprecia aunque no conviene abusar de ella y que pase largo tiempo sentado en su silla de paseo. Mejor para su desarrollo psicomotor es estar en el suelo, fortaleciendo su cuerpo para conquistar otro peldaño en el control de su cuerpo: el gateo

Si le dejas boca abajo, verás el tiempo que tarda en voltearse y colocarse boca arriba y viceversa. Los bebés muy despiertos de esta edad incluso se arrastran sobre sus antebrazos para alcanzar el objeto deseado. Y es que sus manos son cada vez más precisas y le encanta que haya alguna cosa entre sus dedos.

Su día a día

Tu bebé es un gran seductor lleno de vida y energía. Aunque no suele muestrarse disgustado cuando un desconocido le coge en brazos -el miedo a los desconocidos vendrá más tarde, en torno a los 8 meses-, reconoce perfectamente a la gente de casa y expresa sus preferencias. 

Los 6 meses aportan grandes cambios en su vida: ya empieza a alimentarse con nuevos sabores y lo hace con una cuchara. Esta novedad no siempre le gusta y tendrás que tener algo de paciencia, introduciendo los nuevos alimentos poco a poco y de la mejor manera

Confirmando que está preparado para tomar estos nuevos alimentos, posiblemente estarán asomando los primeros incisivos en su boquita. Quizás se muestre más irritable, tenga incluso algo de fiebre... Lo que es seguro es que  babeará mucho

Todos estos nuevos acontecimientos pueden perturbar un poco su sueño. El remedio es el de siempre: una dosis extra de paciencia.

Juega con él

Alimentado y descansado, tu bebé estará siempre dispuesto a jugar. Ya puedes empezar a proponerle juegos para prepararle al gateo. Se prestará a ello. También le gustarán los juegos que estimulan su sentido del tacto. Su piel es muy sensible y le encantan las caricias.

A los 6 meses, las vacunas le protegen de las enfermedades más peligrosas y su sistema inmunológico ha empezado a andar. Si lo deseas, puedes llevarle a aprender a nadar. No lo conseguirá hasta bastante más tarde pero aprenderá a mantener la cabeza debajo del agua y subir a la superficie para respirar.

En casa, le gustará jugar con alguna pelota blandita para bebé o estar tumbado en su manta de sensorial o su gimnasio. Pero el gran juguete del mes es, sin duda, el mordedor. Sin olvidar cualquier sonajero blandido donde hundir sus doloridas encías.

 

Victoria Gómez