El bebé de 5 meses

Su desarrollo, sus progresos

Con 5 meses, el bebé ya es toda una personita. Expresa sus emociones, se comunica cada vez mejor. Pero ha hecho otros muchos progresos en tan solo un mes.

 
bebé de 5 meses

Tu hijo de 5 meses ya es el bebote rechoncho y tierno que soñabas cuando estabas embarazada. Pesa en torno a los 7 kilos y va camino de los 65 cm. Si soñabas con tener un muñeco entre tus brazos, aquí lo tienes. Está para comérselo... a besos. 

Su cuerpo

En sus primeros 6 meses de vida, el bebé crece a un ritmo alucinando que no volverá a tener en su vida. La genética que ha heredado de sus padres se deja notar y será más o menos alto, más o menos gordo no solamente en función de lo que come sino del patrón familiar. Puedes saber dónde se encuentra con respeto a los bebés de su edad   averiguando sus percentiles de peso y talla

 El control de su cuerpo ha mejorado mucho. Se mantiene sentado con apoyo durante bastante rato -le encanta estar en tu regazo- gira la cabeza en cuanto oye un ruido, se lleva todo a la boca y... babea bastante. Y es que sus primeros dientes de leche están pidiendo salir. Es posible que incluso algún incisivo inferior lo haya hecho o que  algún síntoma típico de la salida de los dientes le esté molestando. 

Cuando está boca abajo, le encanta agarrarse los pies que no tarda en llevarse a la boca. Ve con nitidez y la coordinación ojo-mano ha mejorado mucho, tanto que es un experto en agarrar las cosas. Lo hace con toda la mano y cerrando los deditos sobre el objeto deseado. También puede darse la vuelta y pasar de boca arriba a boca abajo. En esta posición, se apoya en las manos para observarlo todo. 

Su día a día

Con el paso del tiempo, te has convertido en una mamá experta y la inseguridad de las primeras semanas ha desaparecido. En este sentido, tu bebé te ayuda, es más fácil de cuidar porque se comunica mejor. Cuando le vas a buscar en su cuna, te acoge expresando su satisfacción. Si bien tiene la sonrisa fácil, muestra sus preferencias por las personas que conoce y le cuidan. Come bien y duerme mejor aunque se siga despertando por las noches. Y es que los bebés duermen de forma distinta y conviene estar al tanto de las diferencias.

Juega con él

Tu bebé disfruta mucho jugando. Sus habilidades psicomotoras han mejorado mucho y te ofrecen muchas posibilidades.  Prueba con estos 17 juegos para arrancarle carcajadas y lo comprobarás. Tiene un fino oído y un claro sentido del ritmo. Le encantan las  rimas para jugar con los rasgos de la carita y o las retahílas y canciones para jugar con las manos

Los juguetes ocupan un espacio cada vez mayor en casa. Algunos están especialmente indicados para él. No deberían faltar manta de actividades para que vaya fortaleciendo su cuerpo y empezando a reptar por el suelo, un gimnasio con pequeños objetos para agarrar y chupar, el tradicional sonajero, una caja de música y un dudú pequeño para dormir. 

 

Victoria Gómez