Ventajas e inconvenientes de nacer en verano

Bueno para él y para ti

El verano es una buena época para nacer. El buen tiempo y la tranquilidad que acompañan los meses de vacaciones benefician a los recién nacidos y sus mamás. Eso sí, conviene tomar algunas precauciones cuando el termómetro sube más de lo deseable.

 
bebé y madre

Si en algún momento te preocupaste porque tu bebé iba a nacer en los meses más calurosos del año, puedes estar tranquila. Con las precauciones lógicas, sus primeros meses de vida transcurrirán sin sobresaltos.

Paseos y algo más

Nacer al principio del verano supone que tu bebé tendrá 5-6 meses cuando lleguen los procesos respiratorios, los que más afectan a los lactantes. "A esta edad, su organismo responderá mejor y con menos probabilidades de sufrir complicaciones" comenta el Dr. José García-Sicilia, adjunto de Pediatría del hospital universitario La Paz de Madrid. El buen tiempo viene con otra indudable buena noticia: la posibilidad de dar paseos agradables con tu bebé lo que servirá de estímulo y relax. Cuando ambos estéis en condiciones de salir -suele ocurrir entre los 7 y 10 días después del parto- os resultará sumamente placentero dar paseos en las horas más frescas del día, pronto por la mañana o en las últimas horas de la tarde. Eso sí, no olvides colocar una sombrilla en su cochecito y si estáis en una zona húmeda, un mosquitero.

Las precauciones

- Si das el pecho a tu bebé, estará protegido contra las diarreas que aumentan su frecuencia con el calor. Tampoco debes temer la deshidratación si le alimentas a demanda. En cambio, si toma biberón, sé escrupulosa con las medidas de higiene: lavado de los biberones, esterilización, manipulación, etc.

- Mantén a tu recién nacido en un lugar fresco y alejado de corrientes. Si tenéis aire acondicionado en casa, úsalo con precaución.

- Con el sudor, le puede salir sudamina, unos granitos sin importancia pero que pueden ir acompañados de picores. 

Ventajas para ti

Si tu bebé nace en verano, no pasarás los meses más calurosos del año con tripa y es una gran ventaja. Además, la luz solar estimulará en ti un estado de ánimo positivo y alejará los riesgos de sentir  melancolía postparto. Contarás con la colaboración de tu pareja y eso también te ayudará a vivir más tranquilamente tus primeras semanas de nueva mamá.

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon