El recién nacido con el sueño cambiado

Duerme de día y llora de noche

¿Por qué algunos recién nacidos duermen todo el día y se pasan la noche llorando? ¿Tienen el sueño cambiado? ¿Qué hacer para mejorar su sueño nocturno del bebé?

 
bebé con el sueno cambiado

¿Por qué unos recién nacidos duermen de noche y otros se la pasan llorando? Después del parto, el bebé sigue durmiendo como lo hacía durante su vida intrauterina, en periodos muy cortos y sin tener en cuenta el momento del día ni el descanso de su madre. Cada tres horas, se despierta, come y vuelve a dormirse. A veces, se hace siestas de cuatro horas seguidas. Estos periodos de sueño prolongado pueden ocurrir de noche –y los padres estarán encantados de tener un recién nacido que “duerme fenomenal”– o de día. Entonces, el niño se despertará cada tres horas por la noche y los padres dirán que su hijo tiene el sueño cambiado.
¿Para cuándo las noches de un tirón? Ármate de paciencia porque pueden pasar meses antes de que duerma a vuestro ritmo.

El sueño, un mecanismo delicado
El sueño del recién nacido es distinto al del adulto. El nuestro está sincronizado con la luz solar, siguiendo un ritmo circadiano, o sea de 24 horas. El suyo responde a ritmos cortos llamados ultradianos porque duran menos de 24 horas. Nuestro reloj biológico, el que marca nuestros ritmos, se localiza en el cerebro, concretamente en el núcleo supraquiasmático del hipotálamo. Hasta los cinco meses, esta estructura cerebral no es suficientemente madura para cumplir su función reguladora. Para ayudar a su buena marcha, contamos con las siguientes estrategias.

Rutinas de sueño para ayudar al recién nacido a dormir
• Acuéstale siempre en el mismo lugar y a la misma hora.
• De día, no dejes su cuarto a oscuras y no le acostumbres a dormir en total silencio.
• Acuéstale después de un baño relajante, siempre a la misma hora.
• Cuando le des de mamar por la noche, hazlo con una luz tenue y en silencio. Llévale a la cuna nada más terminar.
• Procura que tu hijo duerma con un peluche o un dudú. Para que lo asocie al sueño, dáselo sólo cuando esté cansado.

Dale el pecho

La leche materna contiene componentes que intervienen en la regulación del sueño. El más importante es el triptófano, un aminoácido esencial presente, además de la leche, en otros alimentos. Se ha podido comprobar que la ingesta de alimentos con triptófáno incrementa los niveles en la leche materna. Por eso, se recomienda comer productos como arroz, soja, judías, lentejas, garbanzos, tomates, cerezas, plátanos, piñas, uvas y semillas de calabaza.

Leche de fórmula disociada

Lo ideal es que tu bebé se alimente con leche materna hasta que regule su sueño, en torno a los 5-6 meses. Pero si le tienes que destetar antes, puedes recurrir a leches con fórmulas disociadas para la noche y el día. Al igual que la materna, tienen una mayor concentración de algunos componentes como el triptófano para las tomas de la noche.

Asesoramiento:
Dra. Carmen Barriga, catedrática de Fisiología de la Universidad de Extremadura y responsable del grupo de investigación sobre Neuroinmunofisiología y Crononutrición.

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon