El feng shui y la habitación del bebé

Paz y armonía en su entorno

Según el feng shui, esta antigua disciplina oriental, un flujo de energía recorre tu casa. Canalízalo para facilitar el descanso de tu bebé y el vuestro.

 
cuna

Tu casa está viva. Según el feng shui, antigua disciplina nacida en Oriente, un flujo de energía recorre cada una de las estancias de la casa. El feng shui pretende armonizar y lograr el equilibrio entre la luz, el color, los objetos decorativos, la orientación... y permitir así que la energía las recorra sin obstáculos. 

La habitación del bebé

El feng shui tiene como objetivo facilitar la transición del bebé desde el útero materno al mundo exterior. Estos son sus consejos:

  • Es importante no recargar el espacio. El dormitorio ha de contar con los elementos básicos para dormir y nada más.
  • Elegir colores claros para paredes, cortinas y sábanas. Los más relajantes son el azul, el lila, el rosa y el salmón.
  • La iluminación ha de ser tenue. El feng shui desaconseja la luz de techo sobre la cama. Las ventanas al sur deberían llevar estores o cortinas para atenuar la luz.
  • La dirección más favorable para dormir es la cabeza hacia el norte, el este o el noreste.
  • El cabezal de la cuna no debe tener barrotes pero sí un protector acolchado. Si te fijas, el recién nacido tiene tendencia a trepar buscando el contacto con algo sólido que le recuerde las paredes del útero. Con esta protección, no se hará daño.
  • Es preferible que la cabecera repose en una pared sin puerta ni ventana que provocarían variaciones de luz y ruidos. Por la misma razón, tampoco conviene que esté contra la de un cuarto de baño.
  • Según el feng shui, una ventana situada enfrente de una puerta favorece la pérdida de energía. Para atenuarla, hay que colocar un móvil a media distancia.
  • Aleja de su cuna los aparatos eléctricos enchufados. 

Si duerme en nuestra habitación

Con frecuencia el bebé pasa sus primeros meses de vida durmiendo en la habitación de los padres. Facilitarán vuestro descanso y el del recién nacido estas pautas del feng shui.

  • En tu mesita de noche, no coloques elementos relacionados con tu trabajo ni medicamentos. 
  • Si el cuarto de baño da a tu habitación, el feng shui recomienda colocar una planta pequeña junto a la puerta que separa ambas estancias.
  • Es conveniente ver la puerta de entrada de la habitación desde la cama. Si no es posible, se puede colocar un espejo que refleje su imagen. 
  • También hay que evitar que, estando en la cama, queden a la vista objetos que tengan que ver con el movimiento: zapatos, material deportivo, etc.
 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon