Los bebés que viven con un perro enferman menos

Crecer con mascotas tiene ventajas para la salud

La convivencia con un perro beneficia la salud de los más pequeños, ya que padecen menos infecciones respiratorias y de oído. 

 
Bebé con perro

¿Se acerca el nacimiento de tu bebé y temes que la presencia cercana de tu mascota pueda perjudicarle? ¡Pues tranquila! La convivencia con un perro no sólo no es perjudicial para un niño sino que beneficia su salud. Esa es al menos la conclusión principal de un estudio de la Universidad de Kuopio, en Finlandia, que apunta que pasar al menos 6 horas al día con un can hace que los niños sean menos propensos a padecer afecciones respiratorias –un 30% menos– e infecciones de oído –un 50%–, al menos en sus primeros 12 meses de vida. Además, en los casos en que enfermaban, se curaban antes y necesitaban menor tratamiento antibiótico. La presencia de gatos también supone protección aunque en menor medida que la de los perros.

 

Gema Martín