La primera hora de vida del bebé es clave para su salud mental

Se debe evitar interferir en la relación con su madre

Los primeros minutos del bebé, tras el parto, son momentos de mucha sensibilidad y de una gran intimidad con su madre. En estos momentos, hay que evitar interferir en la relación afectiva con sus padres, porque podría repercutir en su salud mental.

 
Recién nacido sobre el pecho de mamá

Aunque el apego afectivo del niño con los que le rodean es un largo proceso, existen momentos de alta sensibilidad en el posparto inmediato y en sus primeros días de vida. Así lo ha asegurado el Dr. Gabriel Saitua, especialista de Neonatología del Hospital de Basurto Bilbao, durante la conmemoración del 40º aniversario del Servicio de Ginecología de ese centro sanitario.

Según explicó el Dr. Saitua, el más importante de esos momentos ocurre durante la primera hora de vida del recién nacido, cuando tienen lugar sus primeras relaciones afectivas, sobre todo con la mamá. Si hay alguna interferencia en esta relación, como el desánimo y la depresión de la madre, el escaso apoyo emocional que le presta su pareja o la administración de medicamentos, ésta puede influir negativamente en el vínculo del bebé con sus padres. Pero, además, esa interferencia puede repercutir en la seguridad emocional y afectiva que el niño necesita para poder explorar su entorno, y en el comportamiento que tendrá en el futuro.

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon