Javier nació libre de enfermedad