El 70% de bebés se despierta durante la noche

Enséñale una rutina de sueño

02/04/2009

El estudio Johnson’s Baby sobre los hábitos del sueño de los niños españoles revela que los pequeños menores de 3 años no son capaces de dormir toda la noche sin despertarse y que establecer una buena rutina de sueño es la medida más eficaz para lograr que duerman de un tirón.

 
Bebé dormido

Cuando llega la noche y estamos cansados después de una larga jornada de trabajo, unas horas de sueño reparador nos ayudan a recargar las pilas para el día siguiente. Esta aparentemente sencilla tarea puede ser más complicada si tienes un niño de menos de 3 años. Según el estudio Johnson’s Baby sobre los hábitos de sueño de los niños españoles, el 70% de ellos se despierta al menos una vez durante la noche, y el 40% de ellos, dos veces o más.

Como explica el Dr. Antonio Vera, experto en Medicina del sueño, aprender a dormir es un proceso madurativo en el que los padres deben desprenderse de los mitos en torno al tema. Muchas veces los padres se sienten culpables porque sus hijos no duermen o se decepcionan si su pequeño no es capaz de aguantar más de 3 horas sin despertarse durante la noche. Comprender que no es culpa nuestra, tener unas expectativas realistas (no esperar, por ejemplo, que el niño duerma 12 horas y tener en cuenta que los bebés no suelen aguantar más de 5 horas y media dormidos) y establecer una buena rutina del sueño son los mejores consejos para los padres en apuros.

Esta rutina del sueño abarca todo el día, y no solo las dos horas previas como tiende a creerse. Esto implica que el niño debería levantarse siempre a la misma hora, echarse las siestas acordes a su edad con luz y ruido para que sea capaz de distinguir el día y la noche y poner en práctica, una hora antes de ir a la cama lo que se conoce como “rutina de noche”, que implica: dar al niño un baño, un masaje relajante, la toma y hacer una actividad tranquila, como leer un cuento, por ejemplo.

Según los datos de este estudio, el 78% de padres españoles baña a su hijo antes de acostarle, pero solo el 32% le da un masaje después. Se ha comprobado, además, que el 38% de niños que reciben baño y masaje se despierta menos durante la noche y el 37% se duermen antes.

La rutina funciona como un sincronizador personal para el niño que le permite asociar todas esas actividades relajantes con la hora de dormir. En todo este proceso es muy importante el contacto físico, para que el niño se sienta protegido, querido y porque el contacto ayuda a la maduración psicológica del pequeño.

El mismo estudio ha revelado que los niños españoles son los que más siestas duermen de los 19 países analizados, de 2 a 3 al día; y que son los que más tarde se van a dormir, alrededor de las 21’30 horas. La postura preferida por el 41% de los niños es boca arriba; un 38% prefiere dormir de lado y solo un 9% acuesta a sus hijos boca abajo.

 


Elige y compra en Amazon