Castilla-La Mancha recorta en la prueba del talón

Las enfermedades detectadas a los recién nacidos pasan de quince a tres

27/02/2012

En abril de 2011 el Gobierno de Castilla-La Mancha decidió ampliar a 15 el número de patologías que se podían detectar a los recién nacidos con la prueba del talón. Ahora se han reducido a tres

 
Bebé con enfermera

No sabemos si ha sido la crisis, una decisión administrativa más... El caso es que la Junta de Castilla-La Mancha ha decidido reducir el número de patologías que se detectan con la prueba del talón a los recién nacidos y que ella misma amplió en abril de 2011. 

En efecto, el pasado año el Gobierno regional aumentó de tres a 15 el número de enfermedades que podían ser diagnosticadas en su programa de cribado neonatal que se realiza a todos los bebés a los cinco días de nacer. Así se pasó de detectar el hipotiroidismo, la fenilcetonuria –las mínimas que exige el Ministerio de Sanidad– y la hiperplasia suprarrenal, a incluir, además, la tirosinémia, la acidemia isovalérica o la homocistinúria, entre otras patologías metabólicas. Pero ahora se ha dado marcha atrás y vuelven a ser sólo tres. 

El estudio de cada una de estas enfermedades cuesta unos 30 euros, así que si multiplicamos esa cifra por 15 patologías y por los 20.000 niños que nacen al año en Castilla-La Mancha (21.838 en 2010), el coste anual es bastante elevado para esta época de crisis. 

Sin embargo, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha negado estos recortes, y ha explicado que no ha desaparecido ninguna prestación y que la prueba es la misma desde hace 30 años. Según dice, el análisis ampliado de esas 15 patologías que se puso en marcha en abril de 2011 era sólo un proyecto piloto de unos meses de duración que no ha dado los resultados esperados. 

Mientras tanto, en otras comunidades como Madrid, Extremadura, Galicia o Aragón se detectan más de 20 patologías gracias a la prueba del talón; en Castilla-La Mancha ahora sólo tres. 

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon