10 consejos básicos para los padres de bebés prematuros

Con motivo del Día Internacional del Prematuro

17/11/2011

Para celebrar el Día Internacional del Niño Prematuro, la empresa de tecnología médica Dräger ofreció a los papás una serie de consejos para ayudar a que crezcan y se desarrollen de forma sana y correcta. 

 
Prematuro en la incubadora

 Todos los años, 13 millones de bebés nacen antes de tiempo en todo el mundo. Para celebrar el Día Internacional del Niño prematuro, la empresa de tecnología médica Dräger ha dado a conocer una serie de consejos para que los padres sepan cómo contribuir al desarrollo de su hijo prematuro una vez que sale del hospital.

  1. Busca el apoyo de la familia. Es un periodo muy intenso, emocional y difícil en tu vida y necesitas ayuda.
  2. Infórmate con antelación. Los niños prematuros suelen nacer tras embarazos complicados, por lo que puedes documentarte con antelación para saber a lo que te enfrentas.
  3. Establece una relación de confianza con el equipo médico. Es un punto fundamental para que te sientas más segura y el personal sanitario está muy atento a ello. De hecho, suelen tejerse relaciones muy intensas tanto con el equipo médico como con los otros padres.
  4. En cuanto te sea posible, practica el método canguro. El  contacto piel a piel favorece el crecimiento del prematuro.
  5. La leche materna es la mejor fuente de alimentación. Que tu hijo esté en la incubadora no significa que no puedas darle el pecho.
  6. Intenta estar cerca y pasar tiempo con tu bebé en el hospital. Piensa que eres parte del equipo de cuidado que le atiende en el hospital.
  7. Conoce a tu bebé. Infórmate para saber cómo puedes ayudar a desarrollar sus habilidades y movimiento motrices y cómo puedes fomentar su avance mediante el tacto, masajes infantiles…
  8. Prepara tu vuelta a casa. Ten en cuenta que tu recién nacido puede necesitar cierta medicación o cuidados adicionales. Piensa en lo que vas a necesitar.
  9. En casa también puedes pedir ayuda. Es lógico que al pasar de un entorno de tan vigilancia en el hospital a estar solos en casa con el niño, tengas la sensación de que la situación te supera. No lo dudes. Pide ayuda a tu familia, amigos y equipo médico, y confirma con tu seguro privado o tu centro de sanidad público qué prestaciones o apoyo te pueden facilitar.
  10. Comparte tu experiencia. Si te ves preparado para ello, comparte tu experiencia como padre con otras familias, equipo médico, asociaciones,,,