Los beneficios del porteo del bebé

Fuente de salud y de cariño

Llevar al bebé en brazos, bien pegadito al pecho. En eso consiste el porteo, una técnica que tiene muchas ventajas para tu pequeño.

 
Beneficios del porteo

El ser humano lleva practicando el porteo desde hace siglos. De hecho, sólo se basa en llevar al niño siempre en brazos, ayudados de un portabebés, y se está convirtiendo en una técnica en alza por sus innumerables beneficios.
1. Contribuye a la creación del vínculo entre padres e hijos.
2. Favorece la lactancia materna, ya que el contacto estimula la producción de leche y facilita la lactancia a demanda, pues se puede amamantar al pequeño mientras está en el portabebés.
3. Nos ofrece una mayor libertad de movimientos al tener las manos libres; así podemos ir a la compra, hacer las tareas de la casa...
4. Limita menos nuestro acceso a determinados lugares donde no cabríamos con la silla de paseo. ¡Si entras tú, entra tu hijo!
5. Aporta mayor seguridad y confianza a los padres, pues esa cercanía nos permite identificar mejor las necesidades del pequeño.
6. El bebé se siente más seguro y contenido, por lo que disminuye la frecuencia, duración e intensidad del  llanto.
7. Favorecece la estimulación temprana, pues el niño va a nuestra altura y le hacemos partícipe de nuestro entorno.
8. Empleando un portabebés adecuado y la postura correcta podemos tratar ciertos trastornos, como los cólicos del lactante o la displasia de cadera.
9. Beneficia los ritmos cardíaco y respiratorio del bebé y ayuda a regular su temperatura corporal.
10. Produce un suave masaje natural con el movimiento de nuestro caminar, que le relaja y le ayuda a conciliar el sueño con más facilidad.

En este reportaje puedes conocer las mejores posturas para portear al bebé.

Asesoramiento: Aroa Anca y Verónica Túñez, fundadoras de Doulas da Terra.

 

Laura Jiménez