La salus cuida de tu bebé y de ti

El mejor apoyo en la crianza de tu hijo

La salus es una profesional muy cualificada que ayuda a la mamá en la crianza del bebé. Trabaja sobre todo de noche y cuida al recién nacido durante uno, dos o tres meses. Sus servicios cuestan en torno a los cien euros por día.

 
La salus cuidando al bebé

¿El embarazo te está cansando más de lo que pensabas? ¿Vas a tener mellizos? ¿Te van a practicar una cesárea? Entonces, quizá te vendría bien contratar los servicios de una salus. Se trata de una profesional muy cualificada –la mayoría son enfermeras, auxiliares, puericultoras…– que ha recibido formación específica para el cuidado de los bebés con pediatras, matronas y neonatólogos. Existe incluso una escuela universitaria llamada Salus Infirmorum que imparte estudios en esta especialidad. 

La salus busca el bienestar de los papás y del bebé, les enseña a alimentarle, dormirle y bañarle, satisface sus dudas, está alerta ante cualquier síntoma de mala salud en el niño, ayuda a la madre con la lactancia, favorece su descanso físico y psicológico… Todo esto puede hacer por vosotros, siempre que no os importe compartir los cuidados del bebé con una persona ajena a la familia y que no tengáis problemas económicos. Contratar sus servicios no es barato, y puede oscilar entre los 80 y los 100 euros por noche –unos 150 todo el día–, dependiendo de las horas que trabaje y del número de niños que cuide. 

Normalmente, llega a casa a las 21.00 horas, echa una mano a la mamá para bañar al bebé, le ayuda con la toma, le duerme, se queda a su lado toda la noche, le cambia los pañales, le da el biberón o despierta a la mamá para que le dé el pecho y se va a las 7.00 h. Lo ideal es que permanezca en casa uno o dos meses –tres, si son mellizos–, hasta que se haya logrado la adaptación mutua entre padres e hijo. 

Si quieres más información puedes consultar con la Asociación Nuestra Señora de Salus Infirmorum, Salus Bebé o Salus Madrid. 

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon