En vídeo, cómo evitar la dermatitis del pañal

Un pediatra te enseña

La piel del culete del bebé es muy delicada. Para que no se irrite en contacto con la orina y las heces, cámbiale. ¿Cómo? Te lo enseñamos con un vídeo.

 

Si quieres que su culito se mantenga suave y sano, sigue estos sencillos consejos de higiene.

¿Cada cuánto tiempo le cambio el pañal?

Siempre que lo encuentres húmedo. Vigílale cada vez que le alimentas y no intentes ahorrar en pañales.

¿Es mejor cambiarle antes o después del biberón?

Si tu bebé tiende a regurgitar con el estómago lleno o al alterar su postura, cámbiale antes de las tomas. Pero si no le pasa nada de esto y compruebas que siempre ensucia el pañal después de alimentarse, hazlo entonces.

 

Cómo cambiar los pañales del bebé y mantener su piel sana

Paso a paso, cómo cambiar los pañales del bebé, mantener la higiene de su culito y evitar la dermatitis del pañal. Fragmento del DVD "La piel" de la colección "Bienvenido a la vida", del Dr. Carlos Guillén.

¿Cómo limpiarle el culito?

Usa una toallita húmeda o una esponja limpia y escurrida. También puedes verter agua tibia sobre sus genitales. Si es una niña, lávala de delante a atrás para que los gérmenes del ano no pasen a la vagina. Si es niño, repasa los testículos y la zona bajo el pene, para eliminar bien los restos de orina o heces. Después, usa una toalla suave para secarle, sin frotar, con pequeños toques.

¿Hay que ponerle crema protectora?

No es imprescindible para cada cambio de pañal, pero si observas indicios de irritación, úntasela sin olvidar la parte del muslo donde se ajusta el pañal, pues se suele escocer fácilmente.

¿Cómo se pone el pañal?

Ábrelo de par en par y deslízalo bajo su espalda mientras levantas su culito subiéndole las piernas. Comprueba que coinciden las tiras adhesivas de delante con las de atrás y pégalas procurando que el pañal no quede ni muy apretado ni muy suelto. A partir de los 3 meses, no le quites el ojo mientras le cambias, pues, aunque no se mueva aún, cualquier día lo hará sin avisar.

 

Magda Campos