Stop a la costra láctea

Cuidados para eliminarla

La costra láctea o dermatitis seboréica es una afección muy común en los recién nacidos. Te explicamos cómo deshacerse de este antiestético pequeño problema. 

 
 

Cómo tratar la costra láctea

El Dr. Carlos Guillén explica cómo diagnosticar y tratar la costra láctea. Fragmento del DVD "La piel" de la colección "Bienvenido a la vida", del Dr. Carlos Guillén.

La costra láctea es una alteración de la piel, que se caracteriza por la aparición de escamas blanquecinas adheridas al cuello cabelludo y que suele estar causada por la dermatitis seborreica. Aunque su nombre indique lo contrario, la costra láctea no tiene nada que ver con la lactancia o la leche y es un problema cutáneo intrascendente que desaparece en unas semanas. Se desconoce cuál es la causa de la dermatitis seborreica, aunque los climas extremos, los antecedentes familiares y el uso de productos de higiene agresivos pueden incrementar el riesgo de padecerla. Se manifiesta a partir del primer o segundo mes de vida del bebé como unas erupciones en forma de placas rojas y escamosas en el cuero cabelludo —costra láctea—, en los genitales —dermatitis del pañal— y en el interior de las rodillas y los codos. Pero a diferencia de la atópica, desaparece a los pocos meses, aunque puede volver en la pubertad como un problema de la piel intrascendente y muy común en los adultos. 

Será el pediatra o el dermatólogo los que determinen si tu hijo necesita medicación y los que te aconsejarán las medidas higiénicas más adecuadas para que la dermatitis evolucione lo mejor posible. No obstante, procura mantener seca y limpia la zona del pañal y de la cabeza con geles y champús especiales.

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon