Cómo prevenir la muerte súbita del lactante

Evitarla es posible

El síndrome de muerte súbita de lactante preocupa y mucho. La posibilidad de que un bebé fallezca de forma súbita y sin explicación aparente es la fuente de mayor temor en los padres. Atenta porque existen medidas de prevención.

 
En la cuna

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es una triste realidad, con una incidencia de 0,5 por mil nacidos vivos, con variaciones en determinados países y grupos étnicos. El SMSL es más habitual en bebés de entre los 2 y los 4 meses de edad; poco frecuente durante el primer mes; esporádico entre 6 meses y el año, y excepcional después del año.

Toma medidas

  • Acuesta al bebé boca arriba, sobre su espalda, y en un colchón firme. También está desaconsejada la posición lateral.
  • Evita abrigarle en exceso, y mantén la habitación a una temperatura de 20-22 ºC.
  • No utilices almohadas, cojines o edredones. Tampoco le dejes colgantes en el cuello –el del chupete, por ejemplo– y revisa que en la cuna no haya cintas con las que pudiera enredarse.
  • No le tapes por encima de las axilas. Para evitar que se desplace por debajo de la ropa de cama, conviene que sus pies contacten con el límite de la cuna.
  • Procura no fumar ni durante el embarazo y ni después del parto. Si lo haces, estarás aumentando en un 50% las posibilidades de que tu hijo padezca SMSL. No permitas que se fume delante del niño a todas las personas que conviven contigo y con el niño.
  • El colecho puede ser un factor facilitador aunque no existe consenso entre los profesionales. Eso sí, mientras los riesgos persistan, ponle a dormir en vuestra misma habitación.
  • Ofrécele el chupete, sin obligarle cuando lo suelte o si no lo quiere.
  • Comenta todas estas medidas a las diferentes personas que cuiden del niño o en el escuela infantil a la que lleves a tu hijo.

¿Por qué boca arriba?

Numerosos trabajos científicos han demostrado que el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante aumenta hasta 14 veces si el niño descansa boca abajo. Cuando el niño duerme boca abajo, lo hace más profundamente, teniendo menos despertares y autorresucitaciones ante episodios de apnea que todos los niños presentan durante el sueño. Además, otro de los temores más típicos al colocarle boca arriba, el de la posible aspiración del vómito, no debería preocuparte, los bebés están protegidos de una manera natural frente a esto y activan reflejos de tragar, toser, vomitar o se despiertan en caso de atragantamiento.

Posibles causas del Sindrome de Muerte Súbita del Lactante

Si bien se desconoce la causa definitiva, cada día los investigadores descubren más factores asociados a este síndrome. Estos son algunos de ellos:

  • Ambientales: la posición boca abajo para dormir; el tabaco en el entorno del bebé; compartir la cama con otras personas, y el excesivo calor ambiental.
  • Sociales: el tabaquismo materno durante y después del embarazo y en el ambiente (padre, otras personas que convivan en el domicilio, trabajo…); el consumo de sustancias de adicción; madres jóvenes, sin pareja estable o con problemas sociales; multiparidad; intervalos cortos entre embarazos, y hermanos y gemelos de víctimas de SMSL.
  • Relacionados con el bebé: determinadas patologías cuyo riesgo y prevención determinará el pediatra.

Asesoramiento: Dra. Julia Leal de la Rosa, pediatra del Servicio de Lactantes, del hospital universitario La Paz, de Madrid, y vice-coordinadora del Grupo de trabajo para el estudio y prevención de la Muerte Súbita del Lactante, de la Asociación Española de Pediatría.

 

Raquel Burgos