La soja en la dieta del niño

Una legumbre con muchas propiedades

Indicada especialmente en casos de intolerancia o alergia a la leche de vaca, la soja es ya considerada un alimento muy recomendable para todos los niños por sus propiedades nutritivas.

 
Soja

La alergia a las proteínas de la leche es una de las enfermedades alérgicas más frecuentes en la infancia, y afecta al 2-3 por ciento de los bebés menores de un año. La buena noticia es que el pronóstico es favorable en la mayoría de los casos, en los que remite o desaparece con la edad.
Mientras tanto, el tratamiento recomendado es la dieta de eliminación, es decir, la exclusión de los alimentos que contengan proteínas de leche de vaca. Afortunadamente, los padres cuentan con una alternativa a la leche para que sus pequeños tomen calcio: la soja, una legumbre rica en este nutriente que carece de las proteínas que provocan la alergia y de la lactosa que causa la intolerancia a la leche.
Además, contiene otros nutrientes que aportan múltiples beneficios a quien la consume. Son los siguientes
Proteínas: su aporte proteico es de muy buena calidad y es superior al de las carnes. Además, contiene 8 aminoácidos esenciales, que ayudan a la prevención de enfermedades cardiovasculares.
Grasas: es rica en ácidos grasos poliinsaturados. Destaca la presencia del ácido linolénico [omega-3] y del linoleico [omega-6], ambos fundamentales para la reducción del colesterol y para la salud del corazón.
 Fibra: el elevado contenido de fibra ayuda a prevenir el estreñimiento y ralentiza el paso de los azúcares hacia la sangre.
Minerales y vitaminas: la soja es rica en minerales como calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo, y tiene cantidades significativas de vitamina E, folatos y otras vitaminas del grupo B.
Isoflavonas: es el único alimento que contiene cantidades relevantes de isoflavonas, que tienen acción antioxidante y estrogénica, protección cardiovascular y contra el cáncer, entre otras.

Mucho para elegir
La soja es una legumbre de la que se obtiene una gran variedad de productos: harina, aceite, lecitina, bebida de soja –que sustituye a la leche de vaca–, tofu –una buena alternativa al queso–, tempeh –que se puede cocinar como un filete de carne–, brotes de soja... Y lo bueno es que estos alimentos son tan fáciles de digerir que son adecuados desde los 12 meses, y muchos de ellos están enriquecidos, además, con vitaminas C, D y B.

Asesoramiento: Gemma Bes, nutricionista y dietista y autora del libro Ayúdame a crecer sano.

 

Gema Martín




Elige y compra en Amazon