Los medicamentos compatibles con la lactancia

Qué fármacos son seguros y cuáles están prohibidos mientras das el pecho

Muchas mamás creen que si dan el pecho a sus hijos, no podrán tomar medicamentos. Sin embargo, la mayoría no supone ningún peligro para el bebé. Te decimos cuáles son seguros durante la lactancia, cuáles puedes usar, pero con precaución, y cuáles debes evitar. 

 
Bebé mamando

Más del 90 por ciento de las mujeres tiene que tomar algún medicamento durante el periodo de lactancia. Muchas de ellas dejan de dar el pecho mientras dura el tratamiento por miedo a provocar algún daño en su bebé.

Sin embargo, la inmensa mayoría de los fármacos que el médico prescribe en la lactancia se puede tomar sin problemas para la salud del bebé; eso sí, siempre bajo supervisión médica. 

La razón es muchos de estos medicamentos no pasan a la leche, o lo hacen en cantidades insignificantes que en nada afectan a la salud del bebé, o al ser también fármacos de uso pediátrico, aunque pasen un poco, no suponen ningún riesgo para el niño. 

Algunos ejemplos

Dentro de los de uso frecuente, vamos a darte unos ejemplos de fármacos que carecen de riesgo durante la lactancia, de otros que debes tomar con precaución y de unos pocos que están contraindicados:

  • Medicamentos seguros: el ibuprofeno y el paracetamol, unos analgésicos para el dolor y la fiebre muy utilizados en nuestro país. También son compatibles casi todos los antibióticos de prescripción habitual, como la amoxicilina, el clavulánico o la penicilina –hay que evitar las quinolonas–; la mayoría de las hormonas, incluidos los corticoides y la insulina –menos los estrógenos que disminuyen la producción de leche–, y los antihistamínicos de nueva generación.
  • Tomar con precaución en ciertas situaciones: hay fármacos que en situaciones normales se pueden tomar sin problemas, pero en determinadas circunstancias –bebes recién nacidos o prematuros, madres con insuficiencia renal...– hay que usarlos con especial cautela. En este caso, el médico valorará el beneficio y posibles efectos secundarios del medicamento. Es el caso de algunos antidiabéticos, antidepresivos o antihistamínicos de primera generación.
  • Están prohibidos los anticancerosos, los desinfectantes yodados y los medicamentos que anulan o disminuyen la producción de leche: la fenindiona (anticoagulante), la amiodarona y la ergotamina (cardiovasculares), los ginecólogicos derivados del Ergot (bromocriptina, cavergolina y lisurida), los antineoplásicos, las anfetaminas (psicofármacos) y los yoduros, incluso los tópicos. 

Advertencias de uso

Pero si hay algo que está absolutamente prohibido es la automedicación. Sólo puedes utilizar fármacos bajo estricto control médico, para que este profesional te indique en qué momento debes tomarlos, si tienes que esperar para dar el pecho al bebé, cuántas dosis puedes ingerir... 

Y es que incluso los medicamentos más seguros tienen cierto riesgo si no se usan en el momento adecuado. Por ejemplo, si tomas paracetamol, tendrás que esperar un mínimo de dos horas para amamantar a tu hijo. Nosotros te aconsejamos que lo tomes inmediatamente después de dar el pecho. 

Si quieres saber el nivel de riesgo de otros medicamentos, las precauciones que debes guardar con ellos, cuánto tiempo tardan en ser eliminados del organismo materno..., entra en www.e-lactancia.org. Es una página web coordinada por el Dr. José María Paricio, ex jefe de Pediatría del Hospital de Denia (Alicante), uno de los mayores expertos en lactancia materna y nuestro asesor en este reportaje. Allí podrás consultar la compatibilidad del amamantamiento, no sólo con medicamentos; también con plantas medicinales, contaminantes ambientales, suplementos vitamínimos, procedimientos médicos o enfermedades,

Asesoramiento: Dr. José María Paricio, ex jefe de Pediatría del Hospital de Denia (Alicante).

 

Gema Martín