Lactancia y tratamientos de belleza

Dietas, tratamientos de belleza, ejercicio...

La lactancia no tiene por qué retrasar tu recuperación posparto. Te aclaramos las dudas que pueden surgir. 

 
belleza durante la lactancia

La lactancia no es un freno a tu recuperación después del parto. El Dr. Martín-Calama, especialista en lactancia nos explica todo lo que puedes hacer sin que peligre  la calidad de tu leche.

  • Dieta de adelgazamiento durante la lactancia. "La lactancia ayuda a perder aproximadamente medio kilo al mes" explica el doctor. Eso ocurre si tienes una dieta equilibrada y sana. Pero si la pérdida de peso se hace esperar o la quieres acelerar, no hay contraindicación para que sigas una dieta hipocalórica controlada por tu médico. Se trata de que tu alimentación aporte menos calorías forzando a que tu organismo acuda a sus reservas, pero sin empobrecerlas y eso se consigue con una dieta variada. "Las dietas extravagantes pueden causar problemas. No tanto al bebé, sobre todo a las madres".
  • Tintes, colorantes, cremas para depilar... "La absorción de estos productos a través de la piel es mínima, no pasan a la leche y, por tanto, no plantean problemas durante la lactancia" puntualiza el Dr. Martín-Calama. La única precaución es evitar el contacto con la piel del bebé y por supuesto, no aplicar cremas en las mamas si no son compatibles con la lactancia.
  • Ejercicio físico. Podrás empezar tu programa de ejercicios para tu recuperación cuando lo desees. En caso de esfuerzo físico intenso, el sabor de tu leche puede verse afectada por la presencia de ácido láctico lo que puede motivar rechazo por parte del bebé. "Pero puede deberse a otros motivos. En cualquier caso, las madres se encontrarán más a gusto si dan de mamar antes de hacer deporte" aconseja el doctor.
  • Al dentista. Si el embarazo ha dejado rastros en tu boca y necesitas un empaste, no temas. El mercurio que puede pasar a la leche es tan mínimo que no supone riesgo para el bebé. Tampoco los anestésicos locales porque no se excretan por la leche. 
  • Caída del pecho y lactancia prolongada. Una de las ideas más extendidas entre las mujeres es que la lactancia deforma su pecho. Hay otros factores que influyen notablemente en la caída del pecho: edad, factores genéticos, grasa corporal... "El pecho se va deformando poco a poco con cada período de menstruación por los cambios hormonales del ciclo" puntualiza el Dr. Martín-Calama. Además, el pecho aumenta de volumen sobre todo durante el embarazo y los primeros días del posparto. Luego, se estabiliza por lo que una lactancia prolongada no tiene por qué intervenir en su caída.

Asesoramiento: Dr. Martín-Calama, pediatra y miembro del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría.

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon