Cómo amamantar a un recién nacido llorón

Paciencia y mano izquierda

Por su irritabilidad, algunos bebés son más difíciles de atender en sus primeras semanas de vida. A veces, su llanto persistente complica el amamantamiento.

 
recién nacido

Los padres se preocupan mucho por el llanto de su bebé. Y es que oírle llorar pone en alerta. No siempre es fácil averiguar la causa ya que la inmadurez tiene un papel importante. ¿Pero qué pasa cuando lloran al ponerles al pecho?

Cuando un bebé llora cuando se le pone al pecho, las madres suelen interpretar que rechaza el pecho o que su leche no es suficientemente nutritiva para él. Pero la causa suele ser otra:

  • Irritabilidad excesiva. Algunos recién nacidos se comportan de forma especialmente ansiosa en los días posteriores al parto. Su irritación les puede llevar a enfadarse cuando se les pone el pezón en la boca. Esta situación es muy frustrante para la madre. Debe entender que su bebé tiene un sistema nervioso extremadamente sensible. Estos recién nacidos demandan mucha paciencia. Conviene intentar calmarle aumentando el contacto piel a piel antes de darle el pecho. Es aconsejable reducir al máximo todo tipo de ruido, luz o cualquier estímulo ambiental que le pueda molestar. Si el llanto persiste después de la subida de la leche o si ésta se retrasa, conviene vigilar su toma de peso

Si el llanto de tu bebé te entristece, piensa que a partir de la semana 12, sus llantinas se reducirán a la mitad por la simple maduración de su organismo. Paciencia y todo irá bien.

El pecho como consuelo

Una vez pasadas las primeras semanas, te darás cuenta que tu pecho no solamente nutre a tu bebé; también le tranquiliza. Amamantar le apacigua ante el pinchazo de una vacuna o al despegar y aterrizar si vais a viajar en avión. También le ayuda a conciliar el sueño cuando está muy cansado.

Asesoramiento: Dr A. Gómez Papi, pediatra.

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon