8 signos que indican que el bebé está bien agarrado al pecho

Observa a tu recién nacido cuando mama

Repasa los signos que te indican que el niño tiene la boca bien agarrada al pecho para succionar. Es fundamental para que mame de forma eficaz y que tú no tengas dolor ni grietas. 

 
bebé al pecho

Una vez bien colocado en tu regazo, sólo falta asegurarse que la boca del bebé se acople bien al pecho. Fíjate en estos puntos:

1. Haz uso de sus reflejos. Si pasas tu pezón desde la nariz hacia su boca, verás que instintivamente, la abre. Aprovecha para introducir el pezón en ella. 

2. Toda tu areola está dentro de su boca. El bebé no mama del pezón sino de toda la areola. Si te resulta más cómodo, coloca tu mano en forma de cuenco debajo del pecho, con el pulgar hacia arriba.

3. La lengua hacia abajo. Con ella, hará presión sobre la areola. No tiene que estar arriba sino abajo.

4. Los labios hacia afuera. Para presionar bien, sus labios no pueden estar apretando hacia dentro.

5. ¿Está tragando? Observa que la musculatura de la mandíbula se mueve y escucha el ruido al tragar.

6. No hay dolor. Si el bebé está bien colocado, el hecho de que mame no te producirá dolor. En cambio, una mala posición puede provocar dolor y al poco tiempo, grietas.

7. No le quites el pezón bruscamente. Si el bebé está mal enganchado o necesitas hacer un alto en la toma por algún motivo, no tires del pezón hacia fuera. Introduce un dedo por la comisura de sus labios y gíralo entre sus encías. 

8. Él decide cuándo terminar. Cuando tu bebé esté satisfecho, soltará la teta sin que tengas que intervenir.

Asesoramiento: Charo Rodriguez, matrona.

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon