20 buenas costumbres para estar delgada sin hacer dieta

Conviértelas en hábito

Convéncete: la única manera de mantener tu peso es el control de tu alimentación. Y para ello, algunas estrategias te pueden ayudar. Si las aplicas, no estarás a dieta: estarás comiendo sano.

 
dieta

Si estás convencida que tienes unos kilos de más y te los quieres quitar para siempre, cambia tus costumbres y acércalas a lo que se considera comer sano. Poco a poco, tu peso se regulará y no volverás a ganarlos. Aquí tienes las 20 normas a seguir para alcanzar esa dieta ideal.

La compra
1. No la hagas estando hambrienta o llenarás el carro de la compra con alimentos de capricho.
2. Haz una lista de lo que necesitas y procura atenerte a ella.
3. No compres galletas, dulces, chucherías o helados. En la charcutería, pide jamón de York o pavo al natural. Deja golosinas y embutidos para días especiales.
4. Llena tu carro con pan y cereales integrales, verduras, carne, fruta, pescado, legumbres, lácteos desnatados, agua y bebidas light.
5. Evita los platos preparados y el alcohol.

La cocina
6. Olvídate de los fritos y las salsas.
7. Cocina a la plancha, al vapor, al horno, al microondas, con work.
8. Controla los aliños y minimiza la cantidad de aceite. Utiliza un vaporizador de aceite para todo, incluidas las ensaladas.
9. Cocina con especias y hierbas aromáticas. Además de sabor, aportan muchos nutrientes valiosos. Utiliza el limón para potenciar el sabor de los alimentos.

Para comer
10. Come de 4 a 5 veces al día en pequeñas raciones. A media mañana y media tarde, conténtate con una fruta o un yogur desnatado. Cena ligero.
11. Controla la ingesta de féculas: pan, arroz, patatas, pasta, legumbres… Pero recuerda que lo que más engorda es lo que les añades: mantequilla, mermelada, salsas, queso…
12. Evita tomar cerveza o vino antes de las comidas. No sólo aportan calorías sino que abren el apetito. Empieza por un gran vaso de agua que te llenará el estómago.
13. Durante las comidas, bebe agua o bebidas light.
14. No te prives de ningún alimento pero sírvete en un plato pequeño.
15. Mastica mucho y come despacio para dar tiempo a que te llegue la sensación de saciedad.
16. Por sistema, no repitas nunca.
17. Si pasas hambre, tómate salvado de avena con yogur que te llenará el estómago, aporta fibras y pocas calorías. También es recomendable el alga Spirulina. Además de aumentar su volumen dentro del estómago, tiene un aminoácido llamado Fenilalanina que actúa sobre el centro cerebral de la saciedad. Además, aporta vitaminas, minerales y antioxidantes en abundancia.
18. No te obsesiones con la comida. No estás a dieta, estás comiendo sano.
19. No te saltes la disciplina más que en contadas ocasiones y nunca seguidas.
20. Haz de estas normas tu credo. Estarás bien alimentada y perderás la grasa que te sobra.

 

Magda Campos