¿Más impuestos sobre la comida menos saludable?

Una propuesta de expertos de la Universidad de Oxford

Gravar con un impuesto especial del 20 % los alimentos menos saludables. Es lo que proponen un equipo de expertos de la Universidad de Oxford para luchar contra los malos hábitos en materia de alimentación que se extiende por todos los países occidentales.

 
niño comiendo

La propuesta no es nueva y ya se ha debatido en foros internacionales como la ONU. De hecho, medidas tomadas en países como Francia que grava bebidas azucaradas, Dinamarca que el año pasado introdujo un impuesto sobre la grasa o Hungría otro sobre la comida basura van en este sentido. En Estados Unidos, algunos estados también gravan ciertos alimentos no saludables. Hoy, empieza la Asamblea Mundial de la Organización Mundial de la Salud y se espera que este tema vuelta sobre la mesa.

Los expertos británicos argumentan que el precio es una medida disuasoria efectiva. Prueba de ello: el tabaco cuyo consumo baja cada vez que aumenta su precio. Proponen que el dinero recaudado financie campañas de información sanitaria. Los que no están a favor de la medida esgrimen que esta medida afectaría sobre todo a las clases más desfavorecidas que, según las estadísticas, son las mayores consumidoras de este tipo de alimentos y que no tienen sentido si no van asociadas a bajadas de precios en alimentos saludables como las frutas y verduras. El debate está servido.

Mientras, recuerda que el tradicional bocadillo es mucho más sano - y no forzosamente más caro- que un bollo para la merienda y que las bebidas azucaradas no pueden competir con un delicioso zumo de naranja. 

 


Elige y compra en Amazon