La lactancia materna mejora el comportamiento del niño

Reduce la incidencia de problemas psicológicos

31/10/2008

A los ya innumerables beneficios de la lactancia materna hasta ahora descritos por los expertos hay que sumar uno más: los niños alimentados al pecho presentan menos problemas conductuales que los que toman biberón.

 
Dando el pecho

Un reciente estudio del Hospital General de Massachusetts señala que las madres que amantan a sus hijos de bebés reciben menos quejas del colegio por problemas de conducta de su pequeño, que tiene menos probabilidades de padecer una afección psiquiátrica en sus cinco primeros años de vida. Cuanto más se prolongue la lactancia, menos posibilidades de tener problemas de salud mental.

Según datos de este estudio, los padres que opten por la lactancia natural tienen un 15% menos de posibilidades de preocuparse por el comportamiento de sus niños. Además, los niños tienen un 37% menos probabilidades de ser diagnosticados de trastornos de comportamiento.

Los investigadores han analizado más de 100.000 entrevistas a padres y tutores de niños entre diez meses y 18 años que fueron preguntados sobre la lactancia, comportamiento y salud mental de sus hijos.

Este descubrimiento supone un nuevo punto a favor de la lactancia materna, que beneficia a la madre en su recuperación posparto, y al bebé, reduciendo enfermedades típicas de esta edad como las infecciones de oído, diarreas, neumonías y otras enfermedades bacterianas y virales.

 


Elige y compra en Amazon