El 40% de los niños no comen suficientes frutas y verduras

Más de la mitad de los pequeños come menos de 3 piezas al día

Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para el correcto desarrollo de los niños. Sin embargo, el 40% de nuestros pequeños come menos de 3 piezas de fruta y verdura al día. Éstas son algunas de las claves para conseguirlo.

 
Niño comiendo verduras

Prefieren al carne al resto de los alimentos y las verduras son las comidas menos apetecibles para ellos. Quizá sea éste el motivo por el que el 40% de los niños españoles come menos de 3 piezas de frutas y verduras al día, según se desprende de una encuesta realizada por Philips Avent. En cuanto a la manera de cocinar los alimentos, el 21% de los encuestados afirma prepararlos cocidos o al vapor, aunque la mayoría opta por la variedad para no hacer monótonas las comidas de los pequeños.

Sin embargo, para muchos padres el verdadero reto está en conseguir que sus hijos coman sin rechistar aquello que se les pone en el plato, incluido el pescado y las cantidades recomendadas de frutas y verduras, una regla de oro en una alimentación saludable. Éstas son algunas claves para conseguirlo:

  • La comida debe ser un acto familiar en un ambiente relajado. De esta manera, podrás favorecer el aprendizaje por imitación y la adquisición de hábitos de alimentación saludables que continuarán en su vida adulta.
  • Intenta respetar la rutina de horas y lugares de comida. No le distraigas con la televisión u otros métodos para conseguir que coma. De lo contrario no aprenderán a interiorizar las sensaciones de hambre y saciedad. Es más aconsejable que hables con el pequeño y le cuentes historias divertidas en torno a la alimentación saludable.
  • Trata de ser flexible con los gustos de tu pequeño, pero siempre que su aliementación sea suficientemente variada. Presenta su comida de forma atractiva para que le "entre por los ojos". Puedes encontrar algunas ideas para hacer más apetecible sus comidas en nuestro Buscador de recetas.
  • Si aún es pequeño y estás introduciendo nuevos alimentos en su dieta, es posible que los rechace, especialmente en el caso de las verduras. Ofréceselas varias veces ya a través de la exposición prolongada a los nuevos alimentos, la forma de cocinarlos y su textura conseguirás que los acepte.
  • No prolongues la comida más de 20 o 30 minutos. Si no quiere comer más, no le fuerces.
  • Recuerda que los pequeños imitan lo que ves. Por ello, tú serás un gran ejemplo para que adquiera una alimentación sana y equilibrada.
 


Elige y compra en Amazon