Cuánto se engorda en el embarazo

Controla tu toma de peso

Ni menos de 9 kilos, ni más de 13. Esa es la 'horquilla ideal' en la que debe moverse tu ganancia de peso durante el embarazo. Al menos, así lo aconsejan los ginecólogos y los nutricionistas, que por supuesto, también reconocen algunas excepciones. Nosotros te las contamos.   

 

Seguir una alimentación adecuada, sana y equilibrada garantiza que nuestro bebé tenga las vitaminas y minerales que necesita para desarrollarse sano y fuerte. Olvida eso sí el viejo dicho de "tienes que comer por dos" y sustituyélo por "comer para dos" aumentando en tu menú la presencia de frutas y verduras.

Cuánto engordar

¿Cuál es el peso ideal que las futuras mamás deben ganar en la gestación? Lo más recomendable, según los especialistas en Obstetricia y en Nutrición, es llegar al parto con un aumento de entre 9 y 13 kilogramos.

Sin embargo, estas cifras no son tan inflexibles como parecen, y en realidad, pueden variar dependiendo de varios factores: del peso de la embarazada antes de la concepción, de su situación nutricional, de su edad… Eso sí, la ganancia de peso nunca debe ser inferior a 6 kilos.

Estas son algunas situaciones y excepciones que debes tener en cuenta: 

  • Las embarazadas que se encuentran en situación de normopeso deben aumentar alrededor de 9 a 10 kilos. 
  • Para mujeres con sobrepeso antes de la gestación se recomienda un aumento no superior a 8 o 9 kg. 
  • En el caso de madres de bajo peso o en situación de desnutrición, se aconseja un aumento de 13-14 kilos.
  • Las adolescentes (menores de 17 años) y las mujeres con embarazos gemelares pueden engordar hasta 14-22 kilos durante los nueve meses de gestación.

El aumento por trimestres

La ganancia de peso no es lineal, sino que reponde al crecimiento del bebé y de los órganos maternos que lo acompañan. En el primer trimestre enngordarás entre 1,5 y 2 kilogramos (de la semana 1ª a la 13ª), aunque hay mujeres que incluso pierden peso a causa de los vómitos matutinos. En el segundo trimestre se aumentan entre 3 y 3,5 kilos y ya en el tercero 1,5 kilos por mes. 

Cuando estés a punto de dar a luz tu útero pesará un kilo, tus mamas otro tanto y su sangre y líquidos corporales habrán aumentado de volumen hasta pesa 1,5 kilos cada uno. Habrás acumulado de dos a tres kilos de grasa que necesitarás para la lactancia. En cuanto a tu bebé, pesará en torno a 3,5 kg, la placenta unos 750 gramos y un kilo más de líquido amniótico. Eso supone que perderás unos seis kilos con el parto y, pasado un mes, seguirás teniendo dos o tres kilos de más que te vendrán bien para afrontar la lactancia. Cuando finalice este periodo habrás vuelto a tu peso habitual.

Asesoramiento: Marta González Caballero, especialista en Dietética y Nutrición.

 

Gema Martín