Expertos opinan sobre el baby-led weaning

Puntos a favor y en contra

La posibilidad de reducir las altas tasas de obesidad o acabar con las guerras en la mesa son algunos de los principales beneficios de la alimentación complementaria a demanda. Pero no todo es bueno. Un pediatra y una nutricionista examinan –y parece que aprueban– al baby-led weaning.

 
Baby-led

El baby-led weaning (o alimentación complementaria a demanda), mantiene que la mejor forma de introducirla en la dieta del niño es sentarle a la mesa con los adultos y dejar que coja los alimentos que quiera y se los lleve a la boca, prescindiendo de purés y papillas.

Hablamos con Marta González Caballero, nutricionista, y Jesús Martín-Calama, pediatra, miembro del Comité de Lactancia de la AEP y jefe del servicio de Pediatría del Hospital Obispo Polanco, de Teruel; para que nos den su opinión sobre este método.

La reflexión del Dr. Jesús Martín-Calama

“El baby-led weaning aporta un punto de vista interesante sobre la introducción de la alimentación complementaria de los niños que tiene bastantes cosas de positivo y que, sobre todo, nos obliga a replantearnos los fundamentos de las recomendaciones que teníamos hasta ahora”, declara.

Para este pediatra, en los últimos años se ha sido demasiado rígido en las órdenes que los médicos daban a los padres sobre la alimentación de los niños; se era muy riguroso a la hora de hacer calendarios de introducción de alimentos y se prohibían ciertas comidas sin que hubiera suficientes evidencias para hacerlo. “Para la mayoría de padres, los consejos del pediatra eran casi sagrados, por lo que las comidas llegaban a convertirse en una tortura y se empleaban todo tipo de ‘técnicas’ para engañar al niño y lograr que comiera; desde cucharas convertidas en aviones a bailes y canciones; algo que no parece muy normal”, reflexiona. A esto añade que con todos estos consejos sólo se ha conseguido aumentar los índices de obesidad de los niños españoles; por lo que no parece descabellado hacer un alto en el camino, reflexionar y replantear estas recomendaciones, que es lo que hace el baby-led weaning.

Eso sí, el doctor Martín-Calama recomienda seguirlo con cuidado: “Como en tantas otras cuestiones médicas, lo peor es seguir un método al pie de la letra. Por ejemplo, si un alimento no está indicado, no se debe ofrecer al niño confiando en que va a ser capaz de tragarlo –es el caso de los frutos secos, que tienen un gran peligro por el riesgo de asfixia secundario al aspirarlos–. Lo que se debe hacer es ofrecer al niño los alimentos pero vigilándole para evitar que se atragante”.

“La idea más importante de este método es que los padres no han de sentirse obligados a forzar a sus hijos a comer unas cantidades exactas de alimentos y con un calendario rígido de introducción”, añade y confirma la teoría de Gill Rapley de que el baby-led weaning reduce la obesidad: “Si se deja en manos de los niños la cantidad de comida que deben comer, ingerirá menos de lo que comen si son sus padres los que deciden; y esto es el inicio del control de la obesidad en la adolescencia. Yo siempre digo que ‘los padres deciden lo que hay que comer y el niño cuánto hay que comer”.

Habla Marta González Caballero

“Pienso que lo mejor es que la diversificación de alimentos sea progresiva para poder asegurar un correcto desarrollo del niño y que este proceso tenga un papel educativo. Cuando el pequeño recibe alimentos diferentes a la leche materna antes de que su organismo esté preparado para asimilarlos, puede provocarle trastornos digestivos, alergias, intolerancia a los alimentos y diarreas infecciosas, por lo que hay que tener cuidado.”

Cuestionada sobre la capacidad de este método para reducir la obesidad, se declara defensora de la fragmentación de las calorías en cinco comidas diarias para regular los niveles de azúcar en sangre, mantener la energía y el peso y razona que este principio sólo se cumplirá siempre que los padres tengan una dieta variada y equilibrada y ofrezcan a sus hijos alimentos igualmente sanos.

 

Laura Jiménez




Elige y compra en Amazon