El menú de un bebé de 12 meses

Menús variados

A partir del año, tu bebé ya comerá casi de todo y podrás adaptar la comida familiar para él. Te indicamos cómo proceder

 
bebé con cuchara

Al año, los bebés pueden tomar casi todos los alimentos que componen nuestra dieta. Tu pediatra te dirá que ya le puedes ofrecer el huevo entero, las carnes más grasas como el cordero, la vaca, el jamón serrano, el lomo de cerdo y el pescado azul. También le puedes dar bechamel y de vez en cuando, croquetas. La fruta más alergénica como fresas, melocotones, albaricoques, kiwis y toda la fruta tropical (piña, mango...) no debería crearle problemas. Pero si hay casos de alergia en tu familia, conviene estar atenta. Ten especial cuidado con la fruta roja.  

Además, ya puede tomar alimentos crudos en ensalada: tomate, lechuga, aguacate, zanahoria rallada... Prueba con pequeñas cantidades y no insistas si ves que de momento, no le gusta. Se irá acostumbrando.

Prepara su comida con poca aceite -siempre de oliva- y sigue controlando la sal y el azúcar. Pásala por el pasapurés o cháfala con un tenedor. Evita los alimentos con muchos nitritos -alcachofas, nabos, espinacas, coles, etc... hasta los 2 años. Deja para esta misma edad los mariscos, embutidos, fritos y otros alimentos pesados, muy azucarados o grasientos.Tampoco debe tomar bebidas con gas o azúcar. 

El menú ha de ser equilibrado a lo largo del día. Si le das pescado para el almuerzo, ofrécele un huevo para la noche. La fruta debería estar presente al menos en 2 de las 4 comidas y la leche seguir siendo el alimento rey. Debe tomar medio litro de leche o productos lácteos cada día. 

Algunos bebés comen mejor la comida suave y con poco sabor. A otros les gustan los sabores fuertes: jamón serrano (elígelo poco salado), cebolla, ajo, quesos curados... Ahora los puede tomar excepto los muy grasos y los frutos secos.

Su menú debería acercarse al esquema siguiente:

Desayuno: un biberón de leche con cereales.

Almuerzo: puré, pasta o arroz con una tortilla de un huevo, pescado chafado o un poco de carne picada mezclada con el puré. De postre una fruta machacada o un yogur.

Merienda: trocitos de queso con algo de pan o una papilla de fruta con galleta o un batido o un yogur.

Cena: una sopa de estrellitas o guisantes con jamón o tortilla con queso o pescado chafado con algo de puré. También pueden ser unas croquetas o un poco de arroz o pasta con salsa de tomate. Termina con un vaso de leche o cualquier postre que no haya tomado en otra comida. 

 


Elige y compra en Amazon