Cómo ofrecer huevo al niño

A la edad adecuada

El huevo es un alimento muy nutritivo y que los niños suelen comer con agrado. A partir del año se convertirá en un alimento básico de su dieta, pero conviene introducirlo poco a poco.  

 
Niño con huevo

El huevo es un pequeño alimento con un inmenso poder nutritivo. Aporta proteínas de excelente calidad, la vitamina B que necesitamos en todo un día, ácido fólico y vitaminas A, E y D, necesaria para fijar el calcio a los huesos. Además, es la mejor fuente de lecitina que, a su vez, nos aporta colina, una sustancia indispensable para el desarrollo del cerebro. Todo ello asociado a un gran poder saciante con sólo 71 calorías.

Si todo esto te parece poco, para colmo tiene un sabor muy rico y puede prepararse de mil maneras, disfrazado en presentaciones complejas o como el alimento rey del plato.

Cuándo empezar a dárselo

Para un organismo inmaduro como el del bebé, la yema es más fácil de asimilar que la clara, por lo que tu pediatra te indicará que empieces ofreciéndole esta parte a partir de los nueve meses. Añade un cuarto de yema cocida a su puré y ve aumentando la cantidad a la vez que disminuyes la de carne hasta que la yema entera sustituya a toda la proteína animal. Coincidiendo con su primer cumpleaños, y salvo que tu médico te indique lo contrario, tendrás luz verde para darle la yema. Alterna los platos que preparas con huevo pero recuerda que cocido es mucho más digestivo que frito.

Algunas precauciones con el huevo

Toma nota de estos consejos para evitar sustos con los huevos:

 

  • Para evitar problemas de alergias, ofrécesela en el puré de mediodía. Observa si presenta granitos alrededor de la boca, enrojecimiento o signos digestivos. 
  • Además de comprobar la fecha de caducidad, asegúrate de que los huevos estén limpios por fuera. Su color sólo es indicativo de la raza de la gallina.
  • Guárdalos en la nevera, siempre tapados. La cáscara es porosa y podrían absorber sabores u olores de otros alimentos.
  • Antes de cocinarlos es importante lavarlos para eliminar cualquier resto de suciedad que pudiera contaminar su interior. Por el mismo motivo no es recomendable utilizar la cáscara para separar la yema de la clara.
  • Para confirmar su frescura, la clara ha de ser densa y rodeada por otra más fluida y la yema, abombada. Si te encuentras manchas rojas, no le des importancia. Si te molestan puedes eliminarlas con la punta del cuchillo.

Con qué frecuencia tomar huevo

Salvo contraindicación médica que obligue a reducir su consumo, una media de 4-5 huevos a la semana parece razonable. En una cena perfecta porque sacia sin hacerse pesado, como ocurre con el pescado. También está presente en deliciosos postres y como complemento en muchos platos. Prueba estas riquísimas propuestas:

- Cocido. Para que esté en su punto cuenta 8-10 minutos desde que el agua rompa a hervir. Si al niño le gusta poco hecho, retíralo a los 6 minutos. La yema de tono verdoso indica que se ha cocido más de la cuenta. Muchos pequeños protestan para comer la clara del huevo duro, más insípica pero más nutritiva. Procura evitar conflictos dándosela triturada encima del puré o la ensalada. Intenta presentárselo de forma divertida, como un barquito relleno con una mezcla de yema machada, una cucharadita de salsa de tomate y un poquito de atún.

- Al horno. Se prepara en un segundo, pero tarda un poco más en cuajar. Vierte unas gotas de aceite en un recipiente individual, añade una cucharada de salsa de tomate y rompe el huevo. Espolvorea queso rallado y completa con un trozo de jamón. Introduce al horno y vigila que se haga en su punto para que la yema quede jugosa.

- En la sartén. Añade un poco de leche al huevo batido para que la tortilla tenga un aspecto más esponjoso. Acompáñalo con queso rallado, gambas o patatas cocidas, chorizo, jamón…

- Pasado por agua. Se prepara igual que el cocido pero el tiempo de cocción se reduce a tres minutos. A partir de los tres años, a tu hijo le encantará tomarlo en una huevera y mojar trocitos de pan con mantequilla en la yema.  

Aquí encontrarás otras propuestas de recetas con huevos.

 

Magda Campos