Comida preparada para bebés, tan nutritiva como la casera

Los resultados del estudio

Siempre pensamos que la comida casera es lo mejor para el bebé. La realidad es que los potitos le nutren de la misma manera. Una buena noticia para muchas mamás muy ocupadas.

 
bebé comiendo

Los platos de comida preparada para adultos que encontramos en las estanterías de los supermercados no siempre son todo lo sanos que se desearía. No es el caso de los tarritos para bebés. En estos pequeños envases de cristal está todo lo que necesitan para crecer sanos y fuertes. Una investigación realizada por el jefe de la Unidad de Nutrición y Metabolopatías del Hospital La Fe y publicada en el diario  El Mundo concluye que los potitos industriales y los purés caseros para alimentación infantil tienen un perfil nutricional semejante. El doctor Jaime Dalmau, ha destacado "la importancia de analizar el contenido de las papillas infantiles, tanto caseras como industriales, ya que los purés comerciales listos para el consumo han cobrado una gran importancia debido al escaso tiempo del que disponen muchas familias para elaborar los purés de forma casera".

Estas son algunas características de los potitos o tarritos para bebés:

  • Están preparados bajo estrictos controles sanitarios.
  • Responden a normas no menos estrictas en cuanto a su contenido. No contienen sal añadida y rara vez azúcar.
  • Se preparan con hortalizas y frutas recién recolectadas con procedimientos que conservan los nutrientes.
  • Contienen proteínas y fibra en su justa proporción. Algunos también incorporan alimentos ricos en DHA y AA, ácidos grasos esenciales buenos para el desarrollo del cerebro del niño.
  • Los purés son homogéneos en cuanto a gusto y textura. El bebé los come bien y le gustan.
  • Ahorran tiempo, la cantidad responde a una ración y si el bebé no lo termina, lo que sobra se puede utilizar en la comida siguiente.
  • Permiten variar la comida del bebé sin cargar el cesto de la compra familiar.
  • Existen tarritos elaborados con alimentos biológicos si es el tipo de alimentación que deseas para tu bebé.
  • Son muy cómodos, especialmente para viajes, desplazamiento o cualquier apuro.

Comprar potitos resulta algo más caro que hacer el puré casero. Pero no tanto como para renunciar a su comodidad cuando viene bien. Antes de comprar, controla sus ingredientes. En los inicios de la alimentación diversificada, conviene introducir los nuevos alimentos de uno en uno y asegurarse que el bebé lo asimile bien antes de ofrecerle el siguiente. También fíjate que no lleven azúcar añadido, no le hace falta a tu pequeño. Cuando empiece con los trocitos, es preferible que te olvides de las texturas muy finas. Hay una amplia gama de productos elaborados de acuerdo con la edad del niño.

Descubre qué alimentos puede comer el bebé mes a mes en nuestro Calendarios de los Nuevos Alimentos

 

Magda Campos




Elige y compra en Amazon