A partir del año ¿leche de vaca o de crecimiento?

Argumentos para ayudarte a elegir

Enriquecida, sin grasas animales y con menos proteínas. Estas son algunas de las propiedades de la leche de crecimiento, un alimento adaptado a las necesidades nutricionales de los niños de 1 a 3 años.

 

¿Tu bebé ha cumplido 12 meses, ha terminado con la lactancia materna y tienes dudas sobre cuál es la mejor leche para él? Tienes dos alternativas: la de vaca, que toman los adultos, o la de crecimiento –también llamada fórmula 3–, indicada para niños de 1 a 3 años.  

Si te preguntas qué aportan de más estas fórmulas de crecimiento, estas son sus características

- Están adaptadas a las necesidades nutricionales específicas de los niños entre 1 y 3 años. Así, mientras que la leche de vaca tiene un aporte de proteínas que, en opinión de algunos expertos, puede ser demasiado alto para niños tan pequeños, en las fórmulas de crecimiento este contenido se ha ajustado para garantizar que tengan una mejor digestión. Además, se han sustituido las grasas lácteas –de origen animal– por otras vegetales y, por lo tanto, no saturadas. 

-Han sido enriquecidas con vitaminas, minerales y ácidos grasos para asegurar el óptimo desarrollo del niño, y potenciar las defensas de su organismo. En efecto, las leches que puedes encontrar en el mercado –en forma líquida o en polvo– están suplementadas con minerales como hierro, zinc y selenio, vitaminas y oligoelementos.

- Incorporan prebióticos y probióticos, beneficiosos para el desarrollo de una correcta flora intestinal.

Y todos ellos están presentes en su justo valor para garantizar que, con el consumo de entre 500 y 600 mililitros de lácteos recomendado a esta edad, el aporte de nutrientes sea el adecuado a sus necesidades. Las fórmulas de crecimiento son la mejor opción para los niños inapetentes y “poco comedores” que pueden tener un cierto riesgo de déficit en algún nutriente. Pero si tu hijo come de todo, la elección entre leche de vaca y leche de crecimiento depende de tus preferencias y tu economía.